Alquiler de Herramientas en Leganés

| tel: 645 73 86 63 /

640 123 320

¿Cómo acuchillar parquet uno mismo en casa?

limpiar tarima flotante alquileres majo 3

Los suelos de parquet son los más demandados actualmente, ya que la madera aporta calor al hogar, aparte de ayudar a que sea un espacio confortable y acogedor a la vez que elegante. Es un tipo de suelo que combina a la perfección con casi cualquier estilo de decoración. Por ello, cuando se deterioran, se suele recurrir a acuchillar el parquet.

A pesar de la multitud de ventajas que presenta, la madera acaba sufriendo desgaste con el paso del tiempo, presentando abrasiones o decoloración del barniz, el cual es necesario eliminar para sanear el parquet.

Así pues, pasado un tiempo acaba siendo necesario realizar trabajos de reparación del parquet para que recupere su anterior estado y continúe cumpliendo sus funciones. Quizá pienses que es un proyecto complejo que solo puede ser llevado a cabo por profesionales, pero el mantenimiento del parquet es, en realidad, una tarea muy sencilla, siempre y cuando se utilicen las herramientas adecuadas. Te ayudamos a descubrirlo.

 

Cómo acuchillar parquet en tu casa

 

Acuchillar el parquet consiste en lijar la capa superficial de las zonas deterioradas o dañadas. Así se consigue retirar el barniz antiguo, los posibles arañazos y la suciedad acumulada a lo largo del tiempo. Para hacerlo uno mismo, solo serán necesarias dos tipos de máquinas: una acuchilladora y una orillera.

 

Procedimiento para acuchillar parquet

 

acuchillar parquet alquiler herramientasLo primero que debes hacer será retirar todos los muebles de las zonas donde vayas a lijar, objetos decorativos de las paredes incluidos. Si debido a su peso, complejidad o fijamiento al suelo, resulta imposible moverlos, lo recomendable es taparlos con un plástico para evitar así que se ensucien con el polvo, ya que las máquinas no lo absorben por completo.

A continuación barre el piso de arriba abajo. Comprueba que el suelo no tenga ninguna punta saliente que pueda dañar la máquina. En caso de que existan, ajusta bien el suelo con un martillo.

Para efectuar el primer lijado se debe utilizar una máquina de acuchillar parquet con una lija gruesa de grano 36 o 40. Acuérdate de, antes de poner en marcha la máquina, asegurarte de que la palanca de subir y bajar el rodillo de lijado esté hacia arriba. Así evitarás rayar el suelo durante el proceso.

Una vez hayas lijado las zonas afectadas, pasa la lijadora de orillas (u orillera) con la misma cantidad de grano de lija para conseguir llegar a aquellos rincones de difícil acceso. Esto servirá para eliminar todo el barniz y las imperfecciones del suelo, tanto si el parquet es nuevo como si ya estaba estropeado. Vuelve a barrer antes de seguir lijando de nuevo.

Debes ir aplicando lijas cada vez más finas a cada pasada, pero aumentando progresivamente la velocidad a la que pasas la máquina. Si localizas grietas, lo más recomendable es emplastecerlas con una mezcla de resina y serrín. Mejor no utilizar pasta para paredes. El objetivo final es conseguir un acabado fino y suave al tacto, eliminando las posibles marcas del lijado anterior.

Para terminar, barre de nuevo los posibles residuos restantes que haya sobre el parquet y pasa la lija de acabado con la máquina grande con grano 120. Aumenta la velocidad con respecto a la fase anterior y así no será necesario volver a utilizar la lijadora de orillas. Una vez hayas finalizado el proceso, debes pasar la aspiradora por el suelo, las paredes y las puertas antes de comenzar a barnizar.

 

Procedimiento para barnizar

 

Lo primero será pasar una mano del barniz seleccionado para la ocasión. Hay mucha variedad en este tipo de productos, tanto de calidades como de precios, así que si tienes problemas para elegir el adecuado, no dudes en pedir ayuda a un profesional. Es importante que sepas cómo quieres que sea el acabado del barniz (mate, brillo o semi-brillo), ya que es lo que determinará la decoración de la estancia.

Si el lijado ha sido correcto nos permitirá aplicar el barniz con un rodillo, utilizando una brocha para los rincones más complicados. Espera 24/48 horas para aplicar cada una de las siguientes dos capas de barniz. La duración del proceso de acuchillamiento del parquet suele durar entre tres y cuatro días por lo general. Podrás volver a pisar el suelo reparado 48-72 horas después del último barnizado. Estará totalmente seco pasadas 2-3 semanas.

No será necesario que los habitantes de la casa deban abandonarla durante el proceso, pues el trabajo se realiza por habitación o sector. Así pues, solo habrá que ir pasando los muebles de un sitio a otro sin necesidad de tener que realizar mudanzas. Además, la convivencia en el hogar durante el lijado del parquet es posible, ya que estas máquinas apenas generan polvo y son muy poco ruidosas, por lo que apenas causan molestias durante su uso.

 

Contacta con nosotros

 

Las mejores máquinas para acuchillar parquet

 

Como vienes leyendo desde hace varios párrafos, no es tan complicado usar una máquina para acuchillar el parquet de tu casa y, sobre todo, que puedes hacerlo sin la necesidad de que intervenga ningún profesional. Tan solo basta con que adquieras, o incluso alquiles una de estas máquinas para realizar la tarea lo más rápido y al menor coste posible.

 

Acuchilladora de parquet

La lijadora de rodillo es la mejor opción si lo que necesitas es renovar escaleras de madera, lijar el parquet o incluso eliminar el óxido presente en algunas superficies. Es una herramienta de lijado versátil y de fácil manejo.

Gracias a su potente motor te permitirá trabajar con ella en diversas superficies, ya sean planas, acanaladas o curvadas. El desplazamiento de la máquina se realiza sobre ruedas y permite el cambio de lija sin utilizar ninguna herramienta. El 95% del suelo se acuchilla gracias a ella.

Al lijar se forma gran cantidad de polvo, por lo que, para resolverlo, la acuchilladora cuenta con un soporte antipolvo en el rodillo. El rodillo se acciona mediante una palanca cuya empuñadora es cómoda y con buen agarre para que no se te canse la mano muy rápido y que consigas realizar el trabajo con mucha precisión y un control óptimo.

La acuchilladora de parquet es tan fácil de usar que hasta se puede desmontar en tan solo 30 segundos gracias a un mecanismo tensor de correas.

Ten cuidado y procura no dejar la máquina quieta, sino en movimiento constante una vez encendida, ya que puede hacer un surco en la madera y habrá que volver a empezar. Para comenzar a lijar, primero anda y ya a continuación bajas el rodillo. Si quieres parar, sube primero el rodillo y luego detienes la máquina.

Las lijas que más se utilizan en la acuchilladora suelen ser las de grano grueso, enfocadas en eliminar el barniz y restaurar la madera original. La dirección de este tipo de lija deberá ser de 45º en el sentido de la veta, y perpendicular a esta en la siguiente pasada.

 

limpiar tarima flotante alquileres majo

Orillera de parquet

Esta máquina, más pequeña que la comentada anteriormente, es el complemento perfecto de la acuchilladora. Su uso es, principalmente, el de lijar las áreas donde la otra no puede llegar.

La orillera cuenta con una lijadora circular con lijas cortadas a su medida. A pesar de ser de menor tamaño que la acuchilladora, también es una máquina potente, por lo que tendrás que ser precavido a la hora de utilizarla, agarrándola con fuerza. Si no se usa correctamente, puede acabar dañando los rodapiés o los muebles.  

Su uso es bastante sencillo. Lo primero que debes hacer es instalar la lija, para a continuación levantarla y que no toque la madera. Una vez lo pongas en marcha, comienza a lijar de izquierda a derecha, tomando siempre como referencia de acabado el lijado que se ha realizado anteriormente con la acuchilladora. Lo más normal es que tengas que pasar la orillera dos veces para dejar el parquet perfecto.

 

¿Cuándo se debe acuchillar el parquet?

 

Esta técnica de mantenimiento y recuperación de tu parquet tampoco es algo que haya que realizar cada pequeño período de tiempo, ya que puede acabar por estropear. Es por ello por lo que lo hagas solo cuando sea estrictamente necesario y no haya más remedio.

Se aconseja acuchillar el parquet cuando el barniz que lo recubre se ha estropeado debido a la acción de los rayos ultravioletas. Este deterioro se puede notar cuando el suelo cambia de tono o color. Por otro lado, el efecto de la cola con la que están pegadas las tablillas pierde efecto con el paso del tiempo, por lo que tienden a despegarse y soltarse.

Otro problema muy común es el de las manchas de humedad, surgidas por el contacto directo con el agua o por el derramamiento de grasas sobre el parquet.

El tránsito de personas, los arañazos de las mascotas o los surcos que se producen al mover algún mueble también afectan negativamente al parquet, que acaba sufriendo abrasiones.

Incluso cuando instalas un suelo de madera completamente nuevo, es recomendable que lijes la superficie para desbastar las irregularidades existentes. Realiza varias pasadas con lija cada vez más fina para obtener un acabado suave y pulido.

No utilices limpiadores genéricos para el cuidado del parquet, ya que puede sufrir daños. Muchos de estos productos no son apropiados para los suelos de madera y acaban por deteriorarlo, por lo que verás obligado a tener que volver a lijarlo.

 

Limpieza después de acuchillar el parquet

 

alquileres majo acuchillar parquet madrid 5Después de lijar el parquet es normal que se acumule mucha suciedad, debido a que al cortar las tablas quedan muchas partículas de polvo suspendidas en el aire.

Para eliminarlo deberás pasar la aspiradora, no solo por el suelo, sino también por las puertas, paredes y molduras. Así evitamos que el polvo (que es muy fino y se pega fácilmente) vuelva a asentarse sobre la superficie lijada.

La mopa también es una opción a tener en cuenta para limpiar, si acabas cansado de pasar la aspiradora una y otra vez. Hay cepillos naturales creados con el único fin de realizar esta tarea e impedir que se raye la superficie.

Si hay que quitar alguna mancha que haya caído sobre el parquet, lo mejor es usar una mopa, siempre y cuando esté lo más escurrida posible para evitar humedades.

En cuanto a las paredes, una mopa limpia o un plumero son las herramientas ideales para lograr que el polvo se desprenda y caiga al suelo. Para finalizar la limpieza del parquet se puede pasar una fregona muy escurrida, siempre y cuando se utilicen productos neutros que no contengan ceras o abrasivos como, por ejemplo, la lejía.

Tampoco es recomendable utilizar vinagre o amoníaco, ya que pueden provocar que la madera pierda el color y se deteriore. Evita también el uso de productos en polvo, ya que pueden dejar una capa muy resbaladiza sobre la superficie del parquet que puede provocar más de alguna caída al pasar.

Si utilizas un robot aspirador para el cuidado de tu casa, no es recomendable que lo utilices en el suelo recién lijado, ya que no está fabricado para recoger tal cantidad de polvo como la que se forma tras el acuchillado del parquet. Podrás volver a usarlo una vez la casa vuelva a estar limpia del todo.

Una vez barnices la superficie de madera, no cubras el parquet con plásticos u otros materiales protectores, ya que podrían impedir la transpiración natural del barniz y provocar que el acabado tenga un efecto velado.

Para que el barniz se endurezca deben pasar al menos 10-15 días. Pisa con cuidado durante ese período para evitar que se vaya, a la par que poder manchar tu ropa. Pasado ese tiempo, ya podrás colocar alfombras encima.

 

Prevenir el deterioro del parquet

 

En el fondo es muy sencillo prevenir el deterioro del parquet, y a base de un buen mantenimiento y una limpieza específica con productos adecuados que protejan y conserven la madera, supondrá que tengamos que acuchillar el suelo y volver a barnizar con cada vez menos frecuencia.

Gestos tan sencillos como colocar un felpudo en la entrada de la casa, alfombras en los lugares por donde más gente pasa dentro del hogar o almohadillas de fieltro en las patas de mesas, sillas y demás muebles ayudarán a ralentizar el deterioro de tu suelo de madera. Evita también que la gente vaya por casa con tacones finos, ya que pueden dejar marca.

Con respecto a la limpieza, utiliza siempre productos específicos enfocados al mantenimiento de la madera, y evita aquellos como la cera o productos grasos que pueden resultar dañinos para el barniz y la madera. Como la madera es un material vivo, los factores medioambientales provocan sobre ella contracciones y dilataciones.

Esto se nota con el paso de las estaciones, con la llegada del calor y del frío. Hay que intentar mantener los niveles óptimos de humedad dentro del hogar, para evitar la excesiva sequedad en verano y las condensaciones en invierno.

Procura también proteger el parquet de la luz directa mediante el uso de cortinas, bajando las persianas, utilizando alfombras, etc.

 

En Alquileres Majo disponemos de las máquinas que necesitas para acuchillar parquet

 

Como se ha explicado en este post, cuidar el parquet no es complicado si se siguen unas sencillas pautas. Tampoco resulta difícil recuperarlo y mantenerlo si se dispone de las máquinas adecuadas.

Recurrir a Alquileres Majo para el alquiler de máquinas para acuchillar parquet en Madrid es la opción más rentable, pues permite realizar el trabajo con garantías de eficacia y sin tener que realizar un desembolso económico excesivo.

 

Contacta con nosotros

Leave a comment