Alquiler de Herramientas en Leganés

| tel: 645 73 86 63 /

640 123 320

Guía para cortar leña este invierno

cortar leña en invierno

Cortar y almacenar leña puede significar todo un reto si no conocemos todos los aspectos que involucra, desde la especie de árbol a talar hasta los implementos a usar, en cuyo caso podemos considerar el alquiler de herramientas.

Por eso, si deseamos contar con la mejor calefacción natural durante el frío y seco invierno de Madrid, es importante que leamos la siguiente Guía para cortar leña este invierno, donde ofreceremos los mejores consejos, técnicas y herramientas.

Dispón todo lo necesario: evalúa el alquiler de herramientas

Antes de comenzar con la labor, es importante pensar en todo lo que necesitamos, desde el espacio de almacenamiento para que la leña se mantenga en buenas condiciones, los implementos que necesitaremos, si haremos la compra o alquiler de herramientas, e incluso el tiempo que el trabajo requerirá.

Una vez que tengamos todo esto bien analizado y preparado, podremos empezar con la faena, una labor ardua pero que se hará más sencilla dependiendo de nuestra propia actitud y disposición.

Manipulación de la leña: corte, almacenamiento y secado

La otra gran clave para contar con una buena leña es saber obtener su mejor rendimiento. Para esto debemos tener claro que una leña que esté demasiado húmeda se quemará con mucha dificultad y emitirá menos calor durante el proceso de combustión.

Asimismo, al contrario de lo que se suele pensar, una leña demasiado seca tampoco es favorable, puesto que en este caso su combustión será muy rápida, habrá un gran desperdicio de calor y terminaremos gastando todo en unas pocas horas.

A continuación, pasaremos a estudiar los tres aspectos básicos para el correcto funcionamiento de la leña: el corte de la madera, el almacenamiento y el proceso de secado.

¿Cuándo cortar la leña?

necesitas estas herramientas de jardinería este verano para cortar leñaCortar leña es toda una ciencia que requiere conocer el funcionamiento interno del árbol. Lo más recomendable es cortar la madera en invierno, tomando en cuenta que durante este periodo la savia ha descendido para prepararse para la estación caliente.

En primavera y sobre todo en verano, los árboles están llenos de savia, lo que humedece la madera. Es por eso que tarda mucho tiempo en lograr un secado favorable.

En definitiva: el árbol se corta en invierno y se mantiene así hasta primavera, cuando deberemos dividir la madera. Dejamos secarla hasta el siguiente invierno, el momento perfecto para quemarla.

Si en vez de talar el árbol por nuestra cuenta, preferimos comprar la leña ya sea por comodidad o porque tenemos suficiente espacio para almacenarla, la mejor forma de asegurar buenas condiciones para la leña es comprarla con un año de antelación.

Esto nos aporta dos importantes ventajas: primero, le damos a la leña suficiente tiempo para secarse, y segundo, nos permite ahorrar porque podemos comprar por volumen.

Almacenamiento de la leña

El almacenamiento de la leña requiere cuidados diferentes según el sitio. Lo más importante es que se almacene en un espacio que permita el flujo de aire y esté protegido de la lluvia, de modo que la humedad pueda salir.

Si se almacena en el exterior, deberemos emplear una cubierta impermeable, pero teniendo cuidado de que el aire pueda pasar. Debemos tener en cuenta que la leña nunca debe entrar en contacto directo con el suelo.

En cuanto al almacenamiento interior, es importante tener un sistema de deshumidificación y de flujo de aire, de esa forma evitamos el enmohecimiento  y propiciamos el secado. De igual forma, tendremos especial cuidado con la aparición de insectos que puedan dañar la leña.

Toma en cuenta que si colocamos la leña directamente en el suelo, puede absorber la humedad. Por eso se recomienda disponerla sobre una superficie un poco elevada, por ejemplo, sobre unos palets.

 

 

Alquiler herramientas

 

 

Tiempos de secado de la leña

Ya cortamos, dividimos y almacenamos nuestra leña. ¿Ahora qué hacemos? Esperar el secado. En este punto hemos de ser especialmente cuidadosos para garantizar el perfecto desempeño del material. La leña necesita entre 6 y 8 meses para secarse.

Para hacernos una idea, la madera que ponemos a secar a principios de la primavera estará lista para ser empleada de la manera más efectiva cuando empiece el invierno siguiente, o incluso a finales del otoño.

La ciencia de cortar leña

Aunque ya hablamos de cuándo cortar la leña, en este apartado nos concentraremos en el cómo, desde la elección del mejor árbol hasta algunos consejos para la elección y uso de las herramientas, a fin de hacer el proceso más sencillo y seguro.

La elección de la mejor leña

DiY San Valentín - Alquileres Majo MadridLo más importante al seleccionar el árbol del cual extraeremos nuestra leña es que sea saludable y no esté podrido. La leña no debe ser ni muy dura ni muy blanda; lo ideal es un término medio.

La leña dura, como el abedul o la haya, es excelente generando calor, pero las altas temperaturas pueden dañar o quemar la estufa. Además, se consumen muy rápido si lo que deseamos es mantener temperaturas por un largo período de tiempo.

Por su parte, la leña blanda (abetos, pinos) contiene un menor valor combustible, por lo que aportan poco calor. Por ello, se sugiere una mezcla de ambos tipos de leña.

Uso seguro de las herramientas

En este aspecto, son muchos los elementos a considerar, desde la compra o alquiler de herramientas, hasta la gran cantidad de herramientas que han evolucionado muchísimo desde el hacha y la sierra. Más adelante, ofreceremos un catálogo completo de herramientas para cortar leña, por ahora, nos limitaremos a dar unos consejos prácticos.

Debemos escoger una motosierra que nos permita talar, desramar y hacer cortes transversales. Aquí debemos tener especial cuidado, sobre todo si no somos profesionales y no estamos habituados a usar motosierras. Un mal empleo podría causar daños a la máquina o, peor aún, a nosotros mismos.

Como la seguridad debe ser nuestra premisa, debemos prestar atención a la ropa y los utensilios que utilizamos al cortar leña. El equipo de protección debe incluir casco, orejeras, gafas protectoras, ropa y calzado adecuados con elementos de seguridad y protección.

La división

Después de cortada, la leña debe dividirse para poder hacer un uso más práctico. El hacha sigue siendo  la herramienta perfecta para esta tarea. También hace falta una superficie elevada donde colocar y cortar las piezas.

Un consejo importante en este punto es no hacer demasiada fuerza al emplear el hacha; sino dejar que el mismo peso del hacha trabaje solo. De esta forma evitamos lesionarnos y cansarnos en exceso.

Cuando nos corresponda trabajar con leños más grandes, el hacha quedará pequeña y deberemos emplear la motosierra.

Pues ya estamos preparados para cortar leña, secarla, almacenarla y consumirla. Ahora, conoceremos las principales herramientas que se usan para la manipulación de la madera.

Herramientas necesarias para la manipulación y corte de la madera

Ya conocimos el hacha y la motosierra, pero aunque no lo creas, hacen falta muchas otras cosas para manejar la madera de forma segura y obtener las mejores piezas de leña.

Lo primero es tener un espacio de trabajo limpio, estable y seguro; luego, proteger todo tu cuerpo, de la cabeza a los pies. Para garantizar esto, necesitamos varias cosas. Es aquí cuando podemos considerar el alquiler de herramientas, como una estrategia para ahorrar dinero y facilitar el trabajo con la última tecnología.

Ganchos y pinzas para leños

Podar arbolEstas herramientas te permiten ganar tiempo a la hora de manipular la leña, a la par de resguardar tus dedos y manos de ser aplastados. Los ganchos y pinzas están formados por una o varias garras y por un mango.

Los ganchos se clavan directamente en la madera y hacen más sencillo sujetar el tronco para trasladarlo a su sitio de almacenamiento o de corte. Las pinzas, por otra parte, son articuladas, de modo que cuando se enganchan en el leño, el peso de este las aprieta al levantarlo.

A la hora de comprarlas, deberás considerar que su apertura máxima sea adecuada para los diámetros de la madera con la que trabajas. También procura que el mango sea ancho y ergonómico.

Caballete para troncos

La base sobre la cual trabajemos es un factor vital de la seguridad, al punto de que la inestabilidad puede ser motivo de graves accidentes. Por ello, debes contar con un caballete para troncos en el momento que vayas a trocear la madera, ya sea de manera manual o mecánica.

De esta forma podemos garantizar que el leño permanecerá en posición horizontal, sin posibilidad de deslizarse. El caballete lo podemos encontrar de metal o de madera, es conveniente que tenga ganchos de sujeción y que esté adaptado al diámetro de la madera con que acostumbras trabajar.

El hacha

Es todo un clásico que no pasa de moda y es la representación típica del leñador. Lo recomendable es usarla con cantidades pequeñas de madera seca y blanca. Se coloca el leño en posición vertical y con un buen golpe de hacha se debería abrir.

Sin embargo, hay que saber dominar la técnica que puede ser peligrosa si no estás acostumbrado. La más idónea es la llamada hacha de rajar, con una hoja que es cortante por un lado para penetrar en la madera, y con forma ensanchada para terminar de dividir las partes.

Dependiendo del tamaño de la madera, podríamos emplear un modelo corto que no pesa más de 2 kilos (hacha de mano) si el pedazo de tronco es pequeño; o un modelo largo para todo lo demás.

Martillo hacha

El martillo hacha es el rajador manual por excelencia, pues está especialmente diseñado para partir troncos. Su uso correcto garantiza un rendimiento perfecto

En cuanto al aspecto, se parece a un hacha normal, aunque combina dos herramientas: maza y hacha. El martillo es perfecto para golpear las cuñas; al tiempo que el lado del hacha corta la madera.

Su peso deberemos escogerlo también según los diámetros de la madera que solemos emplear. Oscila entre 2,5 y 4 kilogramos para los modelos más grandes, mientras su longitud normalmente es de 90 centímetros.

Cuñas

Las cuñas son las acompañantes ideales del martillo hacha o de la maza, pues te ayudarán a pre rajar los leños más difíciles. Las cuñas “quebrantadoras” son especiales para rajar la madera a lo largo; son de acero templado y podemos encontrar de varios tipos.

En el mercado encontramos cuñas rectas de punta plana, cuñas rectas de punta afilada y cuñas helicoidales, la mejor para rajar la madera.

La maza

La maza se emplea para golpear y hundir las cuñas. Si no tienes un martillo hacha, puedes combinar la maza con un hacha. La maza más eficiente debe ser resistente, con una longitud aproximada de 90 centímetros y un peso de entre 3 y 4 kilos.

Sierra mecánica para troncos

También llamada sierra de jardín o sierra de arco, esta herramienta tiene una estructura de acero y una hoja con enormes dientes, que la hacen muy buena para cortar trozos de leña de diámetro pequeño, no mayor de 20 centímetros.

Sierra térmica o eléctrica

Dispone de un motor eléctrico o térmico que acciona una hoja circular con un diámetro de entre 40 y 70 centímetros. Los leños se sitúan sobre un caballete con un tope regulable que corresponde a la longitud de corte deseada.

Motosierra

En este caso el principio de funcionamiento es el mismo, puesto que un motor pone en acción un soporte que se denomina espada. La motosierra comodín, con una espada de menos de 45 centímetros, se utiliza para labores corrientes.

Es ideal para trocear la leña, cortar ramas e incluso talar árboles no muy gruesos. Se manipula con las dos manos, y los modelos más potentes, de más de 2.500 W, requieren vigilancia y sumo cuidado.

Adquiere tus herramientas para cortar leña con Alquileres Majo

Tener todos los utensilios para cortar leña, además de ser muy aparatoso, no siempre es posible debido a los altos costes. Pensando en ello, en Alquileres Majo somos expertos en el alquiler de herramientas en Madrid, para todas las labores dentro y fuera del hogar.

Nuestros especialistas te ofrecen todo lo que necesites para reformar tus espacios, además del asesoramiento profesional que requieres para el correcto cuidado y funcionamiento de las herramientas.

Alquileres MAJO se encarga del alquiler de herramientas y maquinaria para todo tipo de trabajos, desde los más cotidianos hasta obras de construcción, jardinería y limpieza; por supuesto a los mejores precios.

 

 

Contacta con nosotros

Leave a comment